Si usted desea que su Logo logre su máximo potencial deberá trabajar mucho para que la relación con el diseñador sea la mejor posible. En diseño no se trabaja de la misma manera que en otros rubros: no sucede que el cliente encarga algo y luego de un tiempo lo pasa a buscar y lo paga. Para que el trabajo de diseño se lleve delante de forma correcta es indispensable generar una relación fluida con el diseñador. El cliente y el diseñador deben estar en permanente contacto para ir evaluando el trabajo hecho y ver cómo continuarlo. Pero no se trata exclusivamente de estar en contacto: la comunicación debe ser cultivada. Un diseñador que no entiende qué es lo que quiere el cliente nunca podrá ofrecérselo. Es de suma importancia que usted sea muy claro y riguroso al momento de exponer qué es lo que desea que haga el diseñador. Ideas vagas o conceptos pocos explicados resultan en decepciones para el cliente que recibe un diseño que no esperaba. Para evitar que esto ocurra usted y el diseñador deben entenderse a la perfección.

Hay cuatro reglas de oro para lograr una relación adecuada ente el cliente y el diseñador:

  • El cliente no debe diseñar. Las herramientas de diseño son exclusivas el diseñador y el cliente debe limitarse a explicar qué es lo que desea e ir acomodando el diseño que hace el diseñador a partir del diálogo con él.
  • El cliente debe ser claro. Cuando un cliente es muy vago en la explicación de lo que desea el trabajo siempre resulta mal o demora demasiado. El cliente tiene que explicar de manera clara y precisa qué es lo que desea e ir aconsejando y dirigiendo al diseñador en el transcurso de los pasos del diseño. El cliente puede aprobar o rechazar un boceto. Pero en caso que lo rechace deberá ser extremadamente claro y preciso a la hora de explicar por qué lo ha rechazado y en qué sentido deberá orientarse la modificación.

  • El diseñador no debe esperar constantemente indicaciones del cliente. Luego de la primera reunión que tengan el cliente y el diseñador, este último deberá lanzarse a diseñar, preparar un boceto, etc. El buen diseñador presenta un trabajo acabado en cada entrega y no espera que el cliente apruebe cada cosa que haga. El diseñador debe saber que no se trata de hacer del cliente un esclavo del trabajo de diseño. La autonomía del diseñador es muy importante para lograr una buena relación.
  • El diseñador no debe subestimar las opiniones del cliente. Dado que la mayoría de los clientes no saben nada de diseño, algunos diseñadores no toman en cuenta lo que los clientes proponen. Éste es un grave error, ya que el cliente siempre querrá lo que quiere sin importar que al diseñador no le guste. No está mal recomendar o sugerir cambios, pero si el cliente no quiere cambiar lo que pensó, el diseñador deberá hacer eso que le piden. No es correcto considerar que el cliente no sabe nada y por eso hacer cualquier cosa, siempre se deben seguir las indicaciones del cliente por muy deficientes que éstas puedan ser.

Visita nuestras páginas amigas

classic logos

http://www.soslogodesign.com

company logo design

diseño de logotipos

how to design a logo


¿Quienes somos? | ¿Qué es un Logo? | ¿Para qué sirve un Logo? | Logo e identidad corporativa | Posicionamiento en buscadores

Tipos de Logo | Tipografia | Relacion cliente-diseñador | Colores e Impresion | Intercambio de Enlaces | Foros

Diseño web por Log Technology